viernes, agosto 05, 2005

Sin City

Triste y cercana realidad la de esa ciudad en la que su parte vieja es ocupada por prostitutas armadas hasta los dientes para ahuyentar a las mafias, la policía se dedica a encubrir las corruptelas de los políticos para que las suyas tampoco salgan a la luz, los hijos de los senadores son pederastas y un puñado de personas se empeña en poner un poco de orden en todo el marasmo.

Sin City se ha convertido en una de mis películas favoritas del año. Y eso a pesar de que no soy fan de los cómics de Frank Miller, aunque un maquetador de la empresa que sí lo es ha prometido dejarme algunos cómics para que me empape bien. El gran peligro de Sin City es acudir al cine sin estar mínimamente informado de algunos personajes y de su drama personal, porque entonces no captas bien su misión en el film.

Por lo demás, es una película estéticamente difícil de imitar, elegante, desgarradora y muy parecida al cómic, lo cual es un verdadero logro que sólo la tecnología digital puede lograr. En la cinta se cuentan tres historias interconectadas pero independientes entre sí y una cuarta que sólo aparece al principio y final y queda muy desdibujada voluntariamente, me imagino que habrá segunda parte si la cinta va bien en taquilla, algo que está sucediendo.

Mickey Rourke está acojonante. Este actor ave fénix donde los haya, llega a la propia parodia en algún momento de la cinta. Bruce Willis está ante uno de los pocos grandes papeles de su carrera. Clive Owen es uno de mis nuevos actores favoritos. Benicio del Toro, que me encanta, está sublime. La hasta ahora teen Jaime King borda su papel de Goldie. Rosario Dawson es un descubrimiento...

Todo en esta peli es muy bueno y ya me he hecho superfan de la saga. Ojo a los diálogos y totalmente recomendable verla en versión original. Por supuesto, elegir la pantalla más grande y con mejor sonido que os sea posible. El placer será mayor.