jueves, julio 28, 2005

Locos de atar

Se me ha indigestado la comida.

He bajado a picar algo a un bar y el único periódico que había para leer es La Razón. Como ya me he leído los demás diarios de hoy, pensé que debía hojearlo al menos.

Aparte de varias tonterías que he tenido que leer en titulares, me he parado en su fabuloso suplemento Fe y Razón (título nada modesto, por cierto. Como todo el periódico, por otra parte, porque llamarse La Razón tiene tela).

Allí podía leer un artículo sobre una página web y unos doctores que dicen, al mejor estilo Polaino, que la homosexualidad se puede curar. Y que hay un método de un energúmeno yanki que se aplica y funciona. Y claro, te lees el típico testimonio de un gay que se llevaba mal con su padre (¡qué Polaino todo!) que era distante y poco afectivo y que por eso se hizo maricón. Y te dice que como gay se siente fatal, que es un mundo de mentiras, que se sentía usado y ¡vacío! pero, claro, que él no tiene nada en contra de los gays. ¡Faltaría más! ¡Bien que ha disfrutado de los tíos hasta ahora!

Lo peor de todo es que esa página web está siendo estos días muy publicitada en los medios y mucho me temo que al igual que ha sucedido con Zach (gracias Soliloco por contarnos la historia de este niño), el principal perjuicio de que haya tanto "exorcizador gay" por el mundo no lo sufrirán personajes como el que hablaba en el artículo. Al fin y al cabo es mayor de edad y si a estas alturas de su vida está tan perdido en la vida, allá él. Quienes de verdad lo sufrirán son los jóvenes que a sus 16 o 17 años dependen de sus padres y se pueden ver sometidos a una serie de terapias de escaso rigor científico que les pueden perjudicar más que hacer bien.

Es curioso que los pesados e injuriosos del Foso de la Familia sigan empeñados en hacer todo lo posible contra los gays mientras dicen que no tienen nada contra este colectivo. Cinismo, se llama.

Sólo falta que a la población gay de este país nos pase como a los habitantes de Getxo, cuyo alcalde del PNV quiere señalar de amarillo a sus ciudadanos si hablan euskera. Es decir, que un 8 por ciento de los habitantes de este municipio vizcaíno podrán lucir un símbolo en sus comercios o a nivel personal que diga bien a las claras que se vanaglorian de hablar euskera.

¿El alcalde de Getxo no ha leído nada sobre los métodos hitlerianos de señalización de los judíos y los gays? Porque eso significa que un 92 por ciento de sus vecinos serán señalados por algo tan relativo en la vida como no saber euskera.

Este alcalde o es torpe o se pasa de nacionalista porque de los 11 concejales del PNV de Getxo, sólo 4 hablan euskera.

Cada vez me planteo más exiliarme de un país en el que nos gobiernan este tipo de personajes y en el que el Foso de la Familia y la Iglesia sigue discrimando a los demás por su condición sexual.

Estos tíos están locos de atar.

3 Comments:

At 1:41 p. m., Anonymous Anónimo said...

Thank you!
[url=http://fcsuwhir.com/lfrv/orcd.html]My homepage[/url] | [url=http://tuyjofcd.com/xbai/rcxh.html]Cool site[/url]

 
At 1:41 p. m., Anonymous Anónimo said...

Well done!
My homepage | Please visit

 
At 1:41 p. m., Anonymous Anónimo said...

Nice site!
http://fcsuwhir.com/lfrv/orcd.html | http://yloncsnb.com/wdbl/osts.html

 

Publicar un comentario

<< Home