sábado, julio 23, 2005

Igualito que él



Hay días que adoro mi profesión. La actriz Kate Hudson estuvo ayer de visita en Madrid para promocionar su nueva película, La llave del mal. Un thriller de terror psicológico bastante aceptable y entretenido cuyo principal reclamo es la rubia y esbelta actriz y que su guión ha corrido a cargo del mismo autor de ese bodrio hipervalorado titulado The Ring.

A Kate Hudson se la ha podido ver en la intelectual Cómo perder a un chico en díez días y en películas como Casi famosos, que le valió a los 24 años de edad su primera nominación a los Óscar. Es hija de la genial Goldie Hawn.

Tenía concertada una entrevista con ella. Como me suele pasar últimamente, llegué deprisa y corriendo por el estado de obras en el que se encuentra Madrid. La cita era en el Palacio de Gaviria. En este tipo de casos, las entrevistas las hacemos un grupo de periodistas, porque si fueran individuales, no daría a basto.

Que el lugar escogido fuera este, me pareció ideal para la sesión de fotos teniendo en cuenta el pasado de este lugar y que la película se basa en una angosta mansión sureña que guarda demasiados secretos. No puedo con el Palacio de Gaviria. Siempre que voy, acabo perdiéndome por sus interminables pasillos y recovecos. Debo ser muy torpe. Ayer por fortuna todo estaba muy fácil y señalizado.

El momentazo llegó cuando al término de la animada entrevista, la actriz me espeta: "Por cierto, ¿eres el Eric Bana español? ¡Eres igual de guapo que él!".

Silencio en la sala. Enrojezco. Caras de estupor y asombro entre los responsables de prensa, traductora, manager y resto de periodistas. Eric Bana (adjunto foto demostrativa) es un actor muy conocido en Estados Unidos, y salió hiperguapo en Troya.

Por mi timidez natural, sólo acierto a decir: "Gracias". Más rojo aún. A lo que ella me dice: "Sí, sí, igual de guapo. Si te peinas igual que él en Troya, eres clavado". Me quedo impávido pensando: "¡Qué fuerte tía lo que me acaba de decir!" pero sin reaccionar.

Dos periodistas dicen al unísono: "Menudo piropo te ha soltado, tío.". Salí de mi estado de letargo para decirle de nuevo "Gracias", plantarla dos besos y con una sonrisa de estúpido salir de la sala lo antes posible en busca de un vaso de agua. Y en la antesala, en el cocktail posterior, todos comentando la jugada ante mi cara de estupefacción. Hasta me ofrecieron la grabación del momento piropo.

Salí del Palacio de Gaviria con el ego por las nubes y midiendo tres o cuatro centímetros más de lo estirado que iba. El efecto me duró poco, al rato ya había vuelto a la cruda realidad.

Aún así, chica, que una actriz de Hollywood te compare con semejante tiazo, no tiene precio.

3 Comments:

At 1:45 p. m., Anonymous Anónimo said...

Good design!
[url=http://dflhblqn.com/jirj/invq.html]My homepage[/url] | [url=http://ttpvimsl.com/nksc/fcur.html]Cool site[/url]

 
At 1:46 p. m., Anonymous Anónimo said...

Well done!
My homepage | Please visit

 
At 1:47 p. m., Anonymous Anónimo said...

Good design!
http://dflhblqn.com/jirj/invq.html | http://vcsjbapo.com/wmjd/qdkq.html

 

Publicar un comentario

<< Home