viernes, julio 01, 2005

Es la hora

Ha llegado la hora de demostrar en la calle que somos más, que somos mejores, que creemos en las personas y en nada más.

Que deseamos un mundo más justo en la tierra y no en el cielo, que no queremos discriminaciones, que anhelamos la felicidad de nuestros seres queridos.

Que somos hijos de familias normales, que para nosotros la familia es la gente a la que queremos, que no hay más enfermos que aquellos que se aferran a la justicia divina para condenar a quienes piensan diferente.

Ha llegado la hora. Y este año nadie tiene excusa para no estar ahí. NADIE. Son nuestros derechos.