martes, octubre 05, 2004

Calentando

Cinco de octubre. Otoño en Madrid. El termómetro marca 33 grados. El mes de septiembre más caluroso de los últimos 30 años. va a ser verdad que en Madrid sólo hay dos estaciones_: Navidad y atasco pa'la playa. ¿Causa? El calentamiento de la Tierra.

He leído este fin de semana un reportaje en el que se vaticina que en el año 2080, el calentamiento de la Tierra provocará que la piel de toro en la que vivimos se transforme en el escorpión del desierto. Vamos, que viviremos en cómodos chalecitos acosados en medio del desierto. Eso sí, bien provistos de aire acondicionado. El calentamiento, claro.

Lo que pasa es que para entonces el Gallardón de turno tendrá que prometer poner aire acondicionado en las calles. Total, si ahora nos van a enterrar la M-30, el que le suceda tendrá que hacer algo en lo que se gaste todavía más millones para contentar al electorado enfervorecido. A lo mejor así reducimos lo del calentamiento.

Hace cuatro años un bonito paraje natural cercano a El Escorial, el conocido Monte Abantos, se quemó por obra misteriosa de un ¿pirómano?. Aún recuerdo la triste tarde de verano en la que tuve que cubrir aquella noticia para el diario. Hace poco han comenzado a construir chalés sobre las cenizas del monte. Que casualidad. Va a ser por eso que España se desertiza y en octubre hace tanto calor.

A mi lo de estar calentito no me parece mal siempre que haya alguien a tu lado, claro. Si no, es muy aburrido. Eso han debido pensar las fotos de mi periódico. Este fin de semana, sin previo aviso, cuando nadie las vigilaba, con nocturnidad y alevosía, desaparecieron todas las que se hicieron en las últimas semanas, o sea, justo las que necesitaba para los cierres de ayer y hoy.

El aire acondicionado que se encarga de refrigerar el servidor en el que se almacenan, decidió librar el fin de semana. Algunas han podido ser recuperadas gracias a una milagrosa copia de seguridad, pero otras aún están en paradero desconocido. Si alguien ve un grupo de fotos paseando por la calle, que me avise.

Es por eso que estos dos días han sido una completa locura en el periódico. Carreras, prisas, fotos repitiéndose, llamadas a gente para que nos hiciera el favor de repetir. Un caos. Claro, el calentamiento global.

Ayer por la tarde fue la sesión de fotos de Elektro y Rúdiguer para El extraño vinilo (www.elvinilo.com), la discográfica que mi querido Elektro ha montado jugándose sus pelas, por cierto. El sí tendría derecho a calentarse.

A parte de ser dos genios en lo suyo, son muy buenas personas, y eso se nota. Las fotos me imagino que no podréis verlas hasta que no compréis los discos a finales de noviembre. así que no calentarse todavía que habrá tiempo. La sesión de fotos fue totalmente divertida. Nos acompañó Aviador Deluxe y Óscar García hizo unas fotos preciosas.

Acabamos bebiendo cava de una enorme copa que había en casa de Elektro y riéndonos recordando las caras de la gente en las fotos que hicimos en la calle. Son espectaculares todas ellas. Luego cena en el VIPS, cansados pero felices. Y última copa cerquita de casa. Para ser un lunes estuvo muy bien, al menos olvidé el estrés y el calentamiento de la mañana (pegué una mala contestación, muy inusual en mí).

Los entresijos de la sesíón quizá algún día los cuenten los implicados, sólo puedo añadir que fue muy divertida. Y eso se nota en el resultado final.

Esta tarde hemos quedado para ver el resultado final y ha gustado. Al menos eso creo, jajaja.

On the CD: Hot Stuff - Donna Summer

3 Comments:

At 9:57 a. m., Anonymous Anónimo said...

Pues si, el calor es una lata. Yo ayer conteste tambien mal a Kike y las cosas no van bien. Lo bueno es que estoy de repente sintiendome mas fuerte que nunca. A ver si esta semana nos podemos ver, voy a quedar con BB para un cafe este jueves, podras encontrar un hueco? Besos y... queremos comentar por Haloscan!!!!! Zapp

 
At 1:15 p. m., Blogger Moklán said...

Con estos calores mi insomio se ha acusado. No pego ojo. Bueno yo lo del calentamiento global no me lo creo del todo. Lo que sé es que nos estamos cargando el planeta a marchas forzadas. En el 2080 miramos atrás y nos arrepentiremos, sea este país un desierto o esté cubierto de basura. Aunque ya lo está un poquito. Un abrazo! Moklan

 
At 1:53 p. m., Blogger Ivan said...

Zapp, darling, de donde bajo el haloscan?

Querido Moklán, la pena es que entonces será demasiado tarde. Pero bueno, echando cuentas será difícil que lo vea, así que...

 

Publicar un comentario

<< Home