domingo, octubre 10, 2004

Amueblando el fin de semana

La noche ya no es para mí. Al menos en semanas como ésta que por fin acaba y en la que no he tenido casi un minuto libre. Al menos, lo he pasado bien trabajando, algo que no todo el mundo puede decir. Esa es la ventaja de dedicarte a lo que te gusta, digo yo.

El viernes por la noche, tras comentar con mi querido Elektro algunos trucos de comunicación que seguro que nunca olvidará (y él sabe por qué lo digo), se plantó en casa Keta Mine, que al día siguiente cogía avión a su tierra canaria cargada con una maleta de más llena de pelucas, tacones, gafas y vestidos. Así que decidí finalizar la estresante semana con una sesión de fotos travesti de lo más divertida.

Por la noche nos plantamos en Delirium, el restaurante de Santi, dispuestos a relajarnos con un buen vino y la estupenda cena que tan magníficamente preparan. Alex, Johann, mi novio y un servidor nos deleitamos una vez más con exquisiteces varias a un precio muy bueno. Me encontré con un compañero de trabajo y su novio, que hicieron caso de mi recomendación y se marcharon del Delirium la mar de felices.

El sábado por la mañana, mi madre, mi tío, mi novio y servidor con ojeras nos pasamos la mañana viendo posibles muebles para la casa. A las tres horas estaba de ver maderitas, camas y complementos del hogar un poco harto. Keta Mine nos esperaba en casa para comer, y nos deleitó con otra nueva peluca que se compró. Así que pusimos el disco Alto Standing y escuchando a La Plástika, Paranoika Gonsalez y a Jill nos hicimos otra sesión de fotos. Al final decidimos salir a la calle a comer y me puse unas gafas impresionantes y una gorra para cantar por la calle "Víctimas de la moda, víctimas de los trapos, víctimas o no víctimas. Fashion victims a sako. Cocó Chanel, Giorgio Armani, Carolina...Herrera por supuesto, a sako, saco trapo, saco trapo. Calvin Klein, vaya paquetes! Vittorio y Lucchino y su puta madre!". Llegamos al restaurante mondados de la risa, claro.

Por la tarde despedida aeroportuaria de Keta Mine, que me llamó después para decirme que tenía tres horas de retraso. Estaba en la sala VIP (porque ella es así) con Aida, la de ese patético programa televisivo. Sí, esa que insultó a un paralítico y ahora creo que ha vuelto al programa de la que la echaron. ¿Quién es el hipócrita y el cínico en esta ocasión?

Desconozco si Keta Mine al final llegó, porque lo suyo con los aviones es demasiado. Siempre le pasa algo. AENA funciona de pena. El cumpleaños de Jaime el sábado por la noche fue muy divertido. Nuevamente su novio Ricardo nos deleitó en su casa con una cena digna de los mejores chefs. Y allí estábamos los habituales. Nos retiramos prontito a casa. Esta mañana la hemos pasado en los anticuarios del Rastro, que tienen cosas muy bonitas y muchas muy horribles, la verdad.

Opiniones, opiniones...

-Alto Standing (Selección de temas cantados por varias travestis y orquestado por Luis Miguélez): Aún no entiendo por qué cuando salió si me encantaba, no me lo compré. ¡Si hasta fui a la presentación en la Joy! El caso es que este disco lo he redescubierto este fin de semana y ya me hecho con él. Me encantan: Paranoika y su "Anoche me hinché", Jill y "Fashion victims", "Los chulos son pa'cuidarlos" de La Bella Tattoo. Mención aparte para los dos temas de Glamour to Kill (cuando era sólo Antonio) y, como no, para un tema que se titula "Las divas más trash" de Diossa y Malyzzia por razones obvias. Indispensable, aunque me temo que ya descatalogado, porque pasó con más pena que gloria.

-El Inquilino (Antena 3): ¿Pero quién coño escribe los guiones de esta serie? ¿O es que no hay guión? No habíamos visto esta serie en casa desde que se estrenó, porque salvo Aquí no hay quien viva, a mi novio y a mí no nos gusta ninguna serie española. Sí, ni siquiera 7 vidas, que es lo peor. Otro día hablaré de Los 80. Hemos visto una peli de DVD y al terminar nos hemos encontrado en la televisión con esta serie absolutamente innecesaria. Los chistes son muy malos, los actores unos torpes venidos a menos, las tramas irrisorias y los diálogos absurdos. Encima copian el modelo americano con risas enlatadas. Tengo entendido que de audiencia va de mal en peor, así que no creo que dure mucho. Mejor.

On the CD: "Out of control", The Chemical Brothers.