domingo, agosto 01, 2004

Un verano sin Georgie Dann, ni es verano ni es ná

Todos los años, los medios de comunicación se apuntan a eso que se llama el culebrón del verano. Es decir, una noticia que se estira más que el chicle para intentar rellenar espacios en blanco o minutos de televisión ante la huelga de noticias que se produce en un mes como agosto y el encefalograma plano que se produce en los cerebros de alguna de las mentes privilegiadas que dirigen los medios. El año pasado el indiscutible líder fue el ex alcalde de Marbella y su novia la tonadillera eterna viuda de España. Hay que decir que tuvo un duro rival en la familia Pajares, frente a los cuales los Carrington se quedan en mera anécdota ochentera.

Este año hay varias candidatos, aunque bien es cierto que un verano sin Georgie Dann ni es un verano ni es ná. ¡Vuelve Georgie! La malograda (¡qué fino que estoy!) Carmina Ordoñez se ha colocado en los primeros puestos de la competición. Más que ella, los cuervos que la han rodeado en sus últimos años. Con una falta total de lealtad a su memoria, algunos de estos personajes han comenzado una tourné televisiva para recordar su turbulenta vida en el mejor de los casos y insultar contra todo y contra todos en el peor. El viernes, mientras esperaba a mi novio que salía de trabajar muy tarde, estuve viendo ¿Dónde estás corazón?, programa al que fue invitado un señor de apellido Matamoros que se dedicó a insultar y propasarse con algunos de los periodistas en una actitud agresiva y chulesca. Claro, que alguno de esos periodistas con los que tanto se metía ha tenido un cinismo impresionante antes y después de la muerte de Carmina. Como dijo un ex presidente que no pienso nombrar, "lo mismo son".

Durante el fin de semana tanto Antena 3 como Telecinco están bombardeando a la audiencia anunciando que en las dos cadenas habrá este lunes, 2 de agosto, (que casualidad), TRES exclusivas rosas. De hecho la refriega agostina estival ha dado ya inicio el mismo viernes con una información que compara al matador Jaime Ostos con nada menos que Farruquito. Un tipo salía diciendo que él había sido el cabeza de turco y presidiario ad nominem de un atropello mortal cometido nada menos que por el propio Ostos en los sesenta. Casi ná. Ver un programa del corazón se ha convertido en una aventura llena de acción e intriga. Menos mal que siempre nos quedarán las crónicas de Carmen Rigalt en El Mundo. Hablando de El Mundo, me han dicho que la semana pasada titularon la muerte de Carmina de esta guisa: "Divina de la muerte". ¿Es una leyenda urbana o es verdad? Que alguien me lo aclare.

Pero hay un protagonista que nos ha regalado un mes de julio tan divertido como él mismo. Me refiero al gran Karlos Arguiñano, que nos ha tenido a los fans en vilo por su nuevo destino televisivo. Que si hoy me voy a Telecinco, que si mañana a TVE, que quien sabe si a Antena 3... Varias denuncias después, Arguiñano ha decidido que al final se va a Telecinco. Sigue siendo el más grande y demostrando que hace lo que le da la gana. Un crack de la comunicación. Aún recuerdo con cariño la entrevista que hace unos meses le hice.

Otra noticia que me tiene en un sin vivir es la salida de armario de un personaje de Los Simpsons, mi serie favoria con muchissssima diferencia. Me encanta esta serie que desde que se estrenó a comienzos de los noventa en La 2, aún me acuerdo. Su estética, su humor, sus diálogos, su acidez... Muchas veces he hablado con amigos y he preguntado a famosos cuando ha salido el tema por su personaje favorito de la serie. Muchos somos los seguidores de Homer, que gana de largo en preferencias del público. Por eso estamos todos a la espera de que sea Homer quien salga del armario. En Internet hay ya páginas enteras debatiendo sobre quien debe ser. Pasó lo mismo que cuando se anunció que un personaje iba a morir. Que esta serie pueda ocupar titulares en todo el mundo con una chorrada como esta demuestra que es un fenómeno mundial.