miércoles, agosto 04, 2004

Un Rosario de pop y buen gusto


Llevo unos días tan atareado que casi no he tenido tiempo para sentarme a escribir. Además me produce algo de pereza.

De estos días lo más destacado ha sido la llegada a Madrid de Rosario, una buena amiga de Palma de Mallorca a la que hemos convencido para que pase una semana en Madrid conociendo la ciudad a fondo y disfrutando de P. y un servidor. Rosario acaba de pasar por un trance de salud largo y tedioso que no le deseo a nadie.

Su fuerza, su valor, su coraje, su excelente personalidad han logrado que hoy podamos estar debajo de este sol, que tanto calor nos da, abrazándonos, sonriendo, caminando por la ciudad de la mano... Es una persona muy especial a la que quiero mucho.

Su llegada ha cambiado un poco mis hábitos de vida. Estoy haciendo de Cicerone enseñándola todo Madrid. El lunes recogida en el aeropuerto y después Puerta del Sol, Plaza Mayor, Barrio de Las letras. Ayer toda la tarde en el Museo del Prado. Y hoy toda la tarde en el Reina Sofía.

El domingo por la noche fui con mi novio a ver Farenheit 9/11. Un extraordinario documental necesario para estos tiempos de pensamiento único. Algunos de los detalles que Michael Moore exponía eran sobradamente conocidos si lees habitualmente los periódicos y sigues la trayectoria de un personaje tan abyecto como W. Bush, pero me dejó muy sorprendido:
1. El vídeo en el que se le reaccionar ante la noticia de los atentados del 11-S.
2. Las pruebas gráficas de cómo le entregaron documentos secretos advirtiéndole de que algo se tramaba pocas fechas antes del atentado.
3. Las relaciones de la familia Bush con la familia real Saudí (esa que mata a los gays, por ejemplo, mientras se hace rica a base del petróleo y tiene a su pueblo muerto de hambre).
4. Las estupideces de un personaje tan siniestro como Ashcroft, fiscal general de USA, que por cierto, como bien recuerdan en el documental, perdió las elecciones frente a un candidato que había muerto pocas fechas antes de los comicios. ¡Perder contra un muerto!
5. La estupidez del partido demócrata que dejó más sólo que la una a Gore cuando el caso Florida y la propia necedad de un Gore cobarde que, sabiendo que ha habido fraude, dejó escapar la presidencia.
6. La permanente sarta de mentiras, embustes y contestaciones bobas que W. Bush realiza constantemente
7. Me encantó que Moore sacara a todas las partes en el conflicto de Irak: víctimas estadounidenses, víctimas irakíes, los familiares de los soldados...

Absolutamente recomendable.

Por otra parte, estoy contentísimo porque he terminado el reportaje de los nuevos valores del pop madrileño y a mi jefe le ha encantado como ha quedado, a pesar de que el lunes insinuó al ver unas fotos que si no se me estaba yendo un poco la pinza (razón no le faltaba pero tampoco es plan). Al final ha quedado muy bien y espero que sirva para que este medio de comunicación sea menos aburrido y sigamos apoyando a la gente nueva que merece ocupar un puesto por méritos propios en el panorama musical, muy aburrido últimamente por otra parte.