sábado, julio 24, 2004

Federico Luppi, Baby Horror, el pop y el art

 
Siempre quise ser actor. De pequeño hice mucho teatro. Tardes enteras ensayando pequeñas obras que luego representábamos para un público poco exigente ya que estaba mayoritariamente formado por nuestros padres. Las pequeñas cosas que hacemos de chico para ver a nuestros padres ilusionados y felices.

Cada vez que veo un peliculón, sueño con ser alguno de los protagonistas y que la gente se emocione con mi actuación y que dentro de unos años queden esas películas como testimonio de quien fui un día. Hoy he visto dos películas. Una muy mala, La máquina del tiempo, y otra muy buena, Lugares comunes, de Adolfo Aristarain. Cuando uno ve a Federico Luppi comiéndose la pantalla, siente la necesidad imperiosa de convertirse en un personaje del cine como él.

Últimamente hablo mucho de cine, por cierto. ¡No sé por qué será!

A pesar de que estamos en el mes de julio, la vida social en esta bendita ciudad no decae. Todos los días tengo algún plan, y debo dejar otros por hacer. Hoy sin ir más lejos estaba invitado al cierre de temporada del Gruta 77, un local de música en directo del que escribo habitualmente. Además tengo otros planes con amigos. ¡Un lío!

El jueves me fui con León, Zäpp y mi novio a la inauguración de una miniexposición con algunas obras de William Rand, artista pop perteneciente a La Factoria warholiana. La noche fue muy divertida porque además de unos estupendos acompañantes, tuve la oortunidad de hablar largo y tendido con el artistazo. Estuvimos planeando las fotos de una futura entrevista, hablando sobre pop-art, política, vida en Madrid, vida en Nueva York, chulos y demás. Muy ameno. Es una persona con muchas ideas que le fluyen por la cabeza, lo que se traduce en constantes cambios de temática en la conversación, por lo que nunca te agotas de compartir con él las experiencias vitales. Apasionante.

Además conocí al modelo de algunos de sus cuadros. Un chíco muy guapo que trae de cabeza a más de uno, por cierto. Desde el Leki, que era el lugar donde se exponían los cuadros, nos fuimos al Mondo, al cumpleaños de una amiga de mi novio que trabaja allí. Para entonces ya se había unido a nosotros Unam, un chico que irradia encanto. Entre copa y copa, risas y risa, nos dieron las cinco y salí pitando de allí porque al día siguiente tenía un jaleo de narices en el trabajo.

Tras dormir tres horitas, me planté en los polígonos en ese divertido ejercicio que es coger varios metros y un autobús que te deje bastante tiempo después en tu trabajo. Estuve toda la mañana coordinando tres reportajes que tengo que terminar en breve y tras picar un poco me fui corriendo a casa de los componentes del grupo Baby Horror. Estoy elaborando un reportaje con algunos de los representantes de la nueva música pop madrileña. Para la ocasión he elegido a varios grupos en diferentes fases: gente que ya ha editado discos y tiene una carrera más o menos en marcha a pesar de que todavía no son muy conocidos por el público en general, grupos que están con discos y maquetas en la calle pero con menos trayecto, y gente que está a punto de sacar un disco. Así voy a mezclar en esta coctelera tan variopinta a L-Kan, Baby Horror, Elektro, La Prohibida, Michael Jackson y las sacerdotisas del Baal, La Casa Azul, Dirty Princess o La Monja Enana.

He entrado ya en contacto con casi todos y de momento la cosa marcha. En esta semana lo tengo que dejar ya hecho para poder publicarlo en las ediciones de agosto. Va a quedar muy bien. Sinceramente debo decir que la inclusión de este reportaje en la revista ha sido fruto de convencer mucho a mi jefe de que a la gente que vale hay que apoyarla. Tengo mucha ilusión en este reportaje porque quiero que esta gente que se lo está currando y está dando mucho de su tiempo y dinero en sacar adelante un disco, vea su trabajo reconocido de una puñetera vez.

Así que como en la revista tengo algo de mando y mucho poder de convicción respecto a mi jefe, pues intentaré tirar adelante con este reportaje y que salga publicado en todas las ediciones que pueda. ¡Qué viva el pop!

Los Baby Horror son un verdadero encanto. Jesús y Ana y su gato nos recibieron en su casa con una amabilidad infinita. Les hice una minientrevista y les tiramos muchas fotos para que salgan divinos en el reportaje. Este es un grupo que me encanta. Su último disco en Subterfuge me parece una chulada que espero que aquellos que no tengáis, vayáis corriendo a comprar porque merecen la pena. Además su estética tan a lo Cramp, tan Bowie es lo más. A todos aquellos que os guste Fangoria seguro que les reconocéis porque Jesús es en esta gira su guitarrista y Ana es la suplente de la percusión. En La Riviera estuvieron los dos tocando con ellos.

Corriendo me fui al Gruta 77 a entrevistar a los ganadores de su concurso anual, Marcha Hormiga, un grupo de rock con influencias reggae y de hip hop. Los integrantes del grupo que estaban allí eran muy cachondos. La entrevista la hicimos con una buena cerveza por delante (que con el calor que hacía era de agradecer) y las fotos fueron totales. Al ser un grupo que comienza pues ellos se tomaron el que les hicieran una entrevista de forma muy relajada, contestando lo que les daba la gana y posando como quería mi fotógrafo.

Salí del Gruta 77 a toda mecha y me dirigí ya a casa. Eran las ocho de la tarde y no podía más. Un rápido descanso mientras mi novio hacía la cena para los invitados de ayer, Johann y Laura. Una velada muy agradable en la que no paramos de hablar de Carmina Ordoñez y música, y libros...

3 Comments:

At 6:31 a. m., Anonymous Anónimo said...

Good design!
[url=http://psuazxrt.com/ptcr/mfpx.html]My homepage[/url] | [url=http://xfxaujsv.com/qzjd/vofu.html]Cool site[/url]

 
At 6:31 a. m., Anonymous Anónimo said...

Great work!
My homepage | Please visit

 
At 6:32 a. m., Anonymous Anónimo said...

Great work!
http://psuazxrt.com/ptcr/mfpx.html | http://xwvmthkg.com/qcon/qcuh.html

 

Publicar un comentario

<< Home