viernes, julio 02, 2004

Ego, ego, ego, ahora me cabreo

Tengo en mis manos la portada de la última edición de mi revista. Se titula "Inmigrantes y gays. Una nueva vida en España". En ella aparece mi/nuestro querido bloguero León, que ha levantado algún que otro comentario entre las redactoras femeninas y algún redactor masculino de esta santa empresa.

Debo decir que ha sido una portada que he tenido que pelear hasta el último momento, debido a que no todo el mundo tenía claro que era el tema principal. No porque no lo consideren importante, sino porque como es habitual en estos trabajos creativos, cada uno intenta ponerse por encima de los demás para que sus temas sean los preferidos. Nada que objetar, salvo que este tipo de situaciones me producen un enorme hastío. Acabo de cerrar la maqueta de la edición que cierro el lunes y, sinceramente, me aburre mucho que cada uno defienda como superimportantes sus temas y superimprescindibles.

Yo, que ya llevo muchos años en este oficio a pesar de mi juventud, y que cada vez me la sopla este tipo de situaciones imbéciles, debo reconocer que cada vez paso más de todo esto. ¿Qué quieres meter tu entrevista? La metes. ¿Qué quieres más espacio? Pues lo tienes. Me aburre mucho.

La portada del reportaje gay debo decir que sí que la he peleado y que hace cinco minutos me ha costado algún comentario sobre la poca repercusión comercial que puede tener frente a la otra propuesta, la de Shrek 2. Ya ves tú. ¿Alguien recuerda que se supone que somos un medio local como Madrid Directo y no La guía del ocio? Es que la distribuidora de Shrek 2 no nos paga, ni pone un mísero anuncio. Así que prefiero algo local, de casa, que afecta a mucha gente, que no una tonta película.

Mi jefe por esta vez me ha dado la razón a mí, y debo decir en honor a la verdad que gracias a otro compañero que me he apoyado, hemos conseguido que no sólo salga el reportaje en Madrid capital sino también en ediciones de Fuenlabrada, Parla, Pinto, Valdemoro, Alcalá de Henares o Alcorcón por ejemplo. De fuera de Madrid ya me pierdo. Y la semana que viene estoy peleando que siga saliendo en ediciones como Leganés, Vallecas o Carabanchel, que es la que acabo de distribuir en sus temas.

Cada vez me aburre más esta profesión en la que todos quieren significarse y quedar genial. Un día de estos lo dejo todo, hago el CAP y me dedico a dar clases y tener un horario funcionario que me permita dedicarme a leer, en vez de estar luchando para que una entrevista buena se publique y soportar los estúpidos egos de algunos compañeros de profesión.

Escribiría más pero llevo todo el día en la calle haciendo temas y estoy cansado. De estos días lo único reseñable es que ayer estuve ikeando con mi novio, en el Carrefour de compras, y esta mañana en el barrio de Pan Bendito hablando de su condición y en la plaza de Vistalegre haciendo unas fotos a un torero. Por cierto, estaban comenzando a montar el escenario del Infinitamentegay 2004 al que acudiré mañana después de la manifestación. Cantidad de trailers que llegaban para descargarlo todo.

Esta noche celebramos el cumpleaños de mi novio y el de Juan conjuntamente. Haré fotos con la nueva cámara digital que le regalé ayer a mi novio por su cumpleaños.

Un beso a todos

Unam: Gracias por tus referencias en el blog
Nobody: Es un placer que alguien me cite en su blog junto a ti.
León: Lo siento, me he adelantado. Cuelga la portada si quieres, estás a tiempo.
Zäpp: ¿Ande andas?
Patata: Sí, lo sé, soy un copiota.