lunes, junio 28, 2004

Crónica ultrajada del travestismo divino


¡Sálvame, Dios mío sálvame! Eso fue lo que le dije al portero del Morocco anoche tras terminar el noveno Plan Travesti, una de las fiestas más divertidas de este soso Madrid postmoderno, que de post y de moderno tiene lo que yo de científico nuclear, vamos.

La pre-party comenzó en casa Johann con piscolavis restaurador de mi viaje desde las vascongadas, que este fin de semana me han acogido en su seno. Al pisco se unió Laura, primeriza en esto del travestismo dominical. Para la ocasión me había comprado un minúsculo abánico supercañí con dibujos de toros y flamenco con el que me fui abanicando toda la noche para quitarme el calor.

Ayer nación un nuevo grupo musical petardeo.trash: Las abanicadas. Johann y un servidor, que le dimos al abánico cosa fina, haciendo posturas que desafiaban a la gravedad en algún caso y que sólo se entienden por el estado etílico que ambos dos íbamos alcanzando por momentos a lo largo de la noche. Para que se note que una es fina, elegante y muy ducha en esto de las compras de artículos inservibles, le dejé el precio puesto con el logotipo de unos famosísimos grandes almacenes y la cifra de 1,50 inscrita para demostrar que aquello fue una gran ganga.

Llegamos al Morocco a eso de las once y media y sin decir más palabras no fuimos corriendo a la barra. El calor es lo que tiene, que te da por beber, chica. He de reconocer que soy igual de alternativa que La 2: yo también tengo noche temática. La de ayer fue vodka+naranja. A mí lo ruso siempre me tiró mucho.

Apostados en la barra del bar vimos a León y un amigo americano encantador que andaban por allí. Risas y más risas hasta que salió La Prohibida, esa musa de tacón y plástico fino que agarra el micro con un entusiasmo que da mucho que pensar. Nos presentó la primera actuación de la noche: Rúdiguer. Buen nivel para comenzar la fiesta. Interesante este chico. Electrónica con toques techno. Lástima que desde donde estábamos no acabara de pillar las letras.

Llegó eMe con la que estuve charlando un buen rato. Una chica encantadora, lista como los ratones coloraos. Andaba con un look-maquillaje sencillo, discreto a la par que elegante. La semana que viene se marcha a su tierra natal gallega, a ver si este jueves tomamos una copa o algo antes de que se vaya. Tú dirás, bonica.

Con el miniabánico en un mano y el vodka+naranja en la otra fuimos a la pista y allí una vez más grité: ¡Prohibida quiero ser algo tuyo!

A esas alturas de la noche ya me había encontrado con Víctor y conocí a Patata, una chica divina y divertida que encima es de mi generación periodística. Somos las Nuevas Generaciones del periodismo. Estaba con su amigo Claudio.

Fueron muchas las risas que me eché durante toda la noche. Imposibles de contar en este blog porque no tendría espacio y os aburriría. Sólo reseñar la inestimable presencia sobre el escenario del gran descubrimiento de la noche: la Merche. La chica perla de la travesti mallorquina fina. Un lujazo. Que la den un escenario inmediatamente.

León: Superafavor de lo que tú ya sabes
Patata: ha sido un placer conocerte
Víctor: ¡deja ya de hacer la mamarracha que todo lo malo se me pega!
eMe: Eres un encanto
Prohibida: ¡Quiero ser algo tuyo!

Esta última parte es un plagio descarado del blog de Patata. Sí, lo reconozco.

Ale, que tengo que trabajar para poderme pagar mis futuras operaciones plásticas, que falta me harán algún día de estos.

Besos

3 Comments:

At 11:17 p. m., Anonymous Anónimo said...

Great work!
[url=http://dmulujck.com/qbsf/muhg.html]My homepage[/url] | [url=http://eewbsdzb.com/ebal/zrlk.html]Cool site[/url]

 
At 11:18 p. m., Anonymous Anónimo said...

Thank you!
My homepage | Please visit

 
At 11:20 p. m., Anonymous Anónimo said...

Good design!
http://dmulujck.com/qbsf/muhg.html | http://eomwgwpg.com/tgqf/uwck.html

 

Publicar un comentario

<< Home