viernes, mayo 21, 2004

Mecano en la boda de la Z


Jueves y viernes 20 y 21 de mayo. Estoy velando armas para mañana. Y no me entendáis mal. El jueves me lo he pasado entero trabajando en la redacción y preocupado por mi novio que anda con dolores provocados al parecer por una muela de juicio. Pobrecito. Todo el día llamándole. Casi ni puede dormir.

Hablé con Keta Mine que se queda en mi casa la semana que viene porque viene al concierto de Fangoria. La pena es que yo voy el jueves y Keta el viernes porque el vuelo llega a Madrid a las 22,30. Un putadón. Pero bueno, quizá vaya también el viernes. No sé.

Ayer avancé otro pedacito del libro de Mecano y a propuesta de Lariza voy a ir comentándolo para aquellos que no lo leías por el motivo que sea (bastante sufrimiento tengo yo ya). Si alguno quiere que deje de hacerlo que me lo diga (será un placer). Ayer me leí cómo promocionaron su primer single (Hoy no me puedo levantar) y cómo hicieron el primer disco y la gira. Cosa que no sabía: el arreglista fue... ¡Luis Cobos!... si ya decía yo que estos chicos... El caso es que están superagradecidos a Luis Cobos, ese que se ponía como una histérica a dirigir orquestas y fusionar chorradas.

Hay una parte que me ha hecho mucha gracia: su permanente obsesión por diferenciarse de la gente de lo que en el libro llaman "movida". Dedican una buena parte a comentar lo antipáticos que eran Nacho Canut y Alaska, que ni les saludaban, y lo guays que eran por ir de finos y llevar una estética "new romantic" y unos peinados a lo garzon. En fin...

A mi estos enfrentamiento me parecen más algo promocional que otra cosa. Algo para intentar hacer ver lo importantes que eran. Llegan a decir en una entrevista a Diario 16 algo así como Alaska y demás eran grupos que fuera de Madrid no tenían público y que sólo les entendían cuatro que eran como ellos. Ya ves. Hoy Alaska sigue arrasando y la Torroja... ¿dónde está?...

El caso es que los problemas de ego en el grupo ya se barruntan. Nacho es el que compone la mayor parte de las canciones y José María, que quería ser cantautor, no lo olvidemos, sólo tres de los trece del disco. Ay ay ay... por cierto, algunas de las letras son tremendas. ¡Qué decir de ese himno titulado Superatón!

De su primera gira me quedo con los momentos en los que los dos hermanos Cano acababan el concierto y se iban de ligoteo con las mozas del pueblo (y los consiguientes problemas con los chavalotes locales) y la Torroja conduciendo la cutre-furgoneta de la gira por esas carreteras de España con los dos Cano durmiendo la mona. SUPERDIVERTIDO!!! Tanto que ya de ahí no pasé.

Decía al principio que estoy guardando armas para mañana. Ya os contaré que tal la boda de la Z. El caso es que el barrio está tomado por la Policía. Y yo me voy ya del trabajo para poder aparcar en mi barrio. Hay que tener narices. El centro sólo tiene color azul poli y magenta hortera.

Anoche todo el centro lleno de gente para ir a ver las luces (¡de verdad qué...!) y claro, así pasa, 50 heridos. Cortaron hasta las calles. Así que hoy el Ayuntamiento ha anunciado que ya esta noche no se ponen por motivos de seguridad. Las previsiones apuntan a chubascos mañana. ¡Qué lástima sería que los modelazos se mojaran, ¿verdad?!

El libro de Fuentes muy bueno. Ya contaré. Al final no fui a un concierto al que iba a ir por la noche para quedarme con mi novio en casa que no podía más. Estuvimos viendo el Club de la Comedia y Los Soprano (buenísima serie, lástima que la vea tan poco).

Me voy a casa... mañana MÁS... jajajajaj... la Otra Boda.

Pues eso...