sábado, mayo 15, 2004

El anti-glamour de los medios gays y la alfombra verde del Gallardón


Sábado 15 de mayo. Esta mañana me he levantado igual de temprano que siempre. Me jode mucho que suceda esto los días en los que no trabajo. Y mira que anoche intenté retrasar mi hora de irme a la cama para poder levantarme así más tarde y no tener que soportar la aburrida programación de dibujos animados que (cadenas de pago incluidas) nos regalan las televisiones los fines de semana. Que no me extraña que luego los niños tengan que acudir a los psiquiatras. ¿Quién no lo haría viendo el club Megatrix y esa insoportable niñata ex-OT que presenta y que no sabe vocalizar? Ni sé cómo se llama.

Entre zonas Disney (¡que ya ves tú!), dibujos manga de cuarta división, y series futuristas en las que lo más interesante es ver el bolso de la protagonista, pues ya me dirás. ¡¡SUPERAPASIONANTE!!

Total, que como no pillo las Supernenas (ese gran icono pop de la cultura de finales de siglo) ni nada que se le asemeje en calidad e ida de olla de los guionistas pues me he puesto a navegar por Internet. Como desde hace unos años ser gay es sinónimo de "¡Nena! tienes que estar a la última en tendencias aunque luego no te alcance para comprar nada!", pues me he puesto a leer las revistas on-line gays.

En general de lo más aburridas, salvo la siempre divertida homopolitan (mexicana) que descubrí hace unos años por casualidad. No os perdáis los artículos de Concha Anyway. Son delirantes. Además las fotos suelen ser divertidas y muy irónicas. El enlaces es: www.homopolitan.com.mx

Nada que ver con esa gran estafa nacional llamada Zero. Una revista de triste contenido superficial, muy marica y muy fashion, pero sólo eso. Uno se la lee (nótese la ironía) en cinco minutos. Creo que en mi vida la compré sólo dos veces, y una de ellas porque necesitaba cambio de billete y no me iba a comprar Coche Actual o PlayStation, la verdad. Las demás veces que la he visto la he ojeado en la peluquería de mi nunca bien ponderado Miguel Ángel (desde que cerraste la peluquería de Infantas nos ha dejado huérfanos, y luego pasa lo que pasa y si no lee los comentarios pasados de este diario). ¡Mira que cambiar la pelu de Chueca por otra en Goya! Como siga así la cosa, me veo peregrinando, la verdad, porque aún no he encontrado un peluquero decente en todo Chueca-Malasaña.

Otro gran fraude periodístico es Shangay, a la que el apelativo de revista hace tiempo que se le ha caido. Quienes conocimos esta revista a mediados de los noventa no dejamos de arrancarnos la piel a tiras cada quince días cuando la vemos tirada por los locales de Chueca. De ser un producto interesante se ha convertido en un panfleto político y comercial en el que todo el mundo paga un pastón por vendernos lo que sea a los gays. Lo que más me jode es fijarme siempre en el número de la revista. Más que nada porque me hice gay más o menos en la misma época en que se fundó (gloriosas tardes en el Shangay Tea Dance del Club 8 1/2) y cada vez que me fijo en que van por el número X recuerdo esa época y lo viejo que me estoy haciendo. Y ESO QUE TENGO 25 CUMPLIDOS HACE UN MES!!

En fin, que este país necesita un medio de comunicación gay de verdad (del Odisea ni me habléis, por favor, como veréis ni le cito). La revista Colega no está mal pero le falta algo todavía. Ah, necesitamos un medio gay que nos trate como personas y no como maricas estúpidas del Carrefour puramente consumistas.

El caso es que ayer estuve con el alcalde de esta ciudad, Don Alberto. Y cada vez que le veo también me jode porque empecé a trabajar en prensa al mismo tiempo que él era comenzaba en la Comunidad de Madrid de presidente. Ayer le vi más canoso. ¡Cómo pasa el tiempo!

Como es un gran encantador de serpientes, ayer nos vendió la reforma de la M-30 y su enterramiento para construir una "alfombra verde" en el entorno del Manzanares. Sí, amigos, es un cursi total. La gracia nos va a costar 1.200 millones de euros o más (que en pesetas ya ni sé lo que es) a todos nosotros. O cómo decía ayer el PSOE, 15.000 euros a cada madrileño. Y mientras tanto, hay baches en mi calle y gente pasando hambre para llegar a fin de mes en esta ciudad. Y no es populismo, es la realidad. Pero claro, hoy toda la prensa dedica muchas páginas al proyecto (y lo que queda) y de la gente con un sueldo de miseria no hablan.

Es la misma hipocresía de aquellos que ahora lamentan la muerte de Jesús Gil, cuando se han tirado los últimos 15 años llamándole de todo y acusándole de todo. A mi este señor me parece lo peor, y no es que me alegre de su muerte (eso nunca) pero tampoco voy a hablar ahora bien de él como hacen muchos cuando le ponen un micro delante a pesar de que le han odiado profundamente.

En fin, la parte positiva del día de ayer fue la presentación de una exposición de trajes hechos por futuros diseñadores basándose en la obra de Dalí. 17 recreaciones que podéis ver en el Centro Puerta de Toledo hasta el 11 de junio. Interesante. El acto estuvo apadrinado por Elio Berhanyer (¡qué elegancia y qué simpático conmigo!), Jesús del Pozo (no le conocía y me atendió con gran elegancia) y mi vecino de arriba Modesto Lomba (tímido como siempre pero muy atento). Comenté con él la entrevista que le realicé y dice que le gustó (era la primera que hacía un diseñador y pienso que me salió un poco churro, pero bueno, si él lo dice...).

Hablé con Raquel por teléfono y también con Keta Mine, que estaba de camino al aeropuerto de Las Palmas para recibir a Carmen de Mairena, que esa noche actuaba allí. Le dije que se hiciera fotos para el recién estrenado fotolog. Ya veremos...

Hoy fiesta Euro-trash-visión. Y si hay cuerpo Coppelia para escuchar a Binomio. Mensaje para eMe: me será difícil ir al Nasti, más que nada porque me supondría mover a mogollón de gente y además iremos todos juntos con Binomio cuando tenga que llegar al Coppelia.

Y los que me leáis desde Vallecas, mañana os quiero a las doce de la mañana en la plaza de Sierra de Gador para apoyar a los chicos y chicas del Pau de Vallecas, que se manifiestan. ¡Todos con ellos! Si la resaca me lo permite, me uniré.

Me voy a desayunar aprovechando que mi novio se acaba de levantar (el pobre lleva unos días mal) y dar un paseo por el barrio de Las Letras, que tengo que preparar un reportaje sobre la vida en este barrio. Ya os contaré!!

Pues eso...